Cómo el desguace te puede ayudar a ahorrar

Uno de los lugares menos pensados para buscar gangas que nos permitan ahorrar es en el basurero, pues el desguace, en esencia, es donde se retira de circulación todos aquellos coches que ya han acabado su vida útil o simplemente ya no son operables. Pero cómo un coche no es una máquina que se autodestruye llegando un tiempo, más que chatarra, muchos coches en el desguace tienen refacciones que en una tienda normal pueden llegar a costar cientos de euros.

desg

Coches destrozados por un impacto, con fallas en el motor, y en general, a menos que haya caído por accidente en una trituradora, la realidad es que la mayoría de los coches más allá de su metal, tienen también refacciones en excelente estado que pueden ser reutilizadas.

Rines, volantes o palancas, así como por supuesto una gran cantidad de refacciones para motor, son el tipo de cosas que uno se puede hallar al acudir a un desguace coches. Son piezas usadas, pero su precio ha hecho que los desguaces se vuelvan muy populares para quienes buscan refacciones, y es que el precio de las piezas no “un poco más bajo” no es un descuento de la mitad, en muchas ocasiones comprar piezas que tienen  óptimas condiciones para su reusó cuestan solo 20% de su costo real nuevas, y esto se aprecia aún más cuando hablamos de una o varias piezas que suman un par de cientos compradas nuevas, con lo cual, el ahorro que se puede conseguir en un desguace es muy significante.

Deja un comentario